sucursalesbancarias.es.

sucursalesbancarias.es.

Cómo proteger los datos personales al usar aplicaciones bancarias móviles

Cómo proteger los datos personales al usar aplicaciones bancarias móviles

En la actualidad, las aplicaciones bancarias móviles son herramientas muy útiles y que han ido ganando en popularidad gracias a la comodidad y facilidad que ofrecen. Sin embargo, es necesario tomar precauciones para proteger los datos personales al utilizar estas aplicaciones.

Mantener el dispositivo actualizado y seguro

Lo primero que debemos hacer para garantizar la seguridad de nuestros datos es asegurarnos de que el dispositivo móvil en el que vamos a utilizar la aplicación esté actualizado y tenga medidas de seguridad. Esto incluye mantener el sistema operativo y las aplicaciones actualizadas, instalar un software antivirus y proteger el acceso con contraseñas o huellas dactilares.

Además, recomendamos no utilizar la aplicación bancaria desde redes wifi públicas o desconocidas, ya que pueden ser inseguras y permitir el acceso a terceros no autorizados.

Crear contraseñas seguras y únicas

La contraseña es la llave de acceso a nuestras cuentas bancarias, y por tanto, debemos crear contraseñas seguras y únicas para cada aplicación bancaria. Una contraseña segura debe contener una combinación de letras, números y símbolos, y evitar información o palabras comunes que puedan ser adivinadas con facilidad.

Es importante también no compartir o escribir las contraseñas en lugares visibles e instalar alguna herramienta de gestión de contraseñas, para no tener que recordar todas las claves y poder cambiarlas con cierta frecuencia.

Verificar la autenticidad de la aplicación

Cuando vayas a descargar una aplicación bancaria, asegúrate de que estás descargando correctamente la aplicación oficial del banco y no una falsa, que podría contener malware o virus con el objetivo de acceder a nuestros datos personales. Para verificar la autenticidad, es recomendable descargar la aplicación directamente desde la tienda oficial de aplicaciones del dispositivo móvil, y no mediante enlaces o correos electrónicos dudosos.

Configurar las opciones de seguridad en la aplicación

Las aplicaciones bancarias suelen ofrecer opciones de seguridad adicionales que podemos configurar para mejorar la protección de nuestros datos. Algunas de estas opciones pueden incluir:

  • Activar notificaciones de actividad en la cuenta
  • Configurar límites de transacción
  • Activar la autenticación de dos factores
  • Configurar opciones para bloquear o desbloquear la aplicación en caso de pérdida del dispositivo

Revisar los movimientos y transacciones con regularidad

Es importante llevar un seguimiento de nuestras transacciones bancarias a través de la aplicación, e informar inmediatamente al banco en caso de detectar alguna actividad inusual o desconocida. Además, es recomendable revisar el historial de movimientos bancarios con cierta frecuencia para garantizar que todo se encuentra en orden y detectar cualquier transacción fraudulenta a tiempo.

Evitar compartir datos personales innecesarios

La información personal, como nuestra dirección, correo electrónico o número de teléfono, suele ser requerida por las aplicaciones bancarias como medida de seguridad para autenticar nuestra identidad. Sin embargo, debemos ser cuidadosos y evitar compartir datos personales innecesarios o que no hayan sido solicitados directamente por el banco.

Debemos también cuidar la información personal que compartimos en redes sociales o plataformas en línea, ya que esta información puede ser utilizada por terceros con fines fraudulentos.

Conclusión

En resumen, la seguridad de nuestros datos personales al utilizar aplicaciones bancarias móviles depende en gran medida de nuestras acciones y precauciones. Mantener el dispositivo actualizado y seguro, crear contraseñas seguras y únicas, verificar la autenticidad de la aplicación, configurar las opciones de seguridad, revisar los movimientos y transacciones con regularidad, y evitar compartir datos personales innecesarios son algunas de las medidas que podemos adoptar para proteger nuestros datos y prevenir posibles fraudes o robos en línea.